Sin tildes, sin ortografia quizas, pero no dejes de mirar por tu ventana….

No te separes de la ventana, no dejes de ver las aves y soñar sus plumas… No, no te separes de la ventana ni por que la brasa ardiente del odio te despegue las manos de su marco o te llegue profundo a las arterias, no, no te separes de la ventana, no dejes de mirar afuera con ojos de ensueño,  curioso del mundo. No dejes que las obstinaciones te alejen un dia de tu ventana, toma un cafe amargo mas amargo que las horas marchitas si es que sientes que es tarde en tus horas y encuentra el gusto de los momentos sin dulce, o un vino tinto, como la sangre que hierve en tus venas mientras miras por la ventana los caminos que no has andado o en donde otros han caminado sus ultimos pasos. No sueltes tu ventana, arrancala de las paredes que te cortan las pasiones, las que te aferran a esa sombra que eres o no eres, las que te hacen Minos en su laberinto y te vuelven la bestia que se traga la vida, sin saborearla, sin disfrutarla… Sigue mirando el bosque gris de las tardes de lluvia o de cemento, los bosques verdes de la vida o la soledad. No, no te apartes, aprende a volar entre los cristales rotos de ventanas muertas en sus horas de angustia, esos cristales que cortan las alas y calientan el aire. Aprende que el hielo en su azul profundo y tranquilo quema tanto como las brasas ardientes que te consumen (por que aunque el hielo no sea azul, es ese el color que vemos desde la ventana). Lleva un vaso vacio, para que puedas llenarlo con las lagrimas que se escurriran cuando tus ojos se queden fijos en la miseria del punto muerto, o para que la lluvia de una tarde anormal lo llene de silenciosas gotas que danzan mientras te maravillas de lo inexplicable, pero cuando el vaso se llene no dejes que se te acabe antes de que tus ojos se claven en lo profundo del amor o del odio, de la alegria o la tristeza, por que sera ese liquido lo que moje tus palabras cuando tu aire se haga denso y ellas se sequen… Pero por encima de tus miedos, tus horrores o tus alegrias (por que la alegria tambien causa panico) no te desprendas de tu ventana, es tuya, es tu paisaje, tu soledad y tu discurso… Llevala contigo, quizas hay otros mirandote desde sus ventanas y viendo como tus pasos abren caminos que quizas mañana seguiran… No ignores que desde nuestras ventanas vemos la gente pasar, caer, levantarse, marcharse o volver, morir o nacer,  y de vez en cuando, muy de vez en cuando, uno que otro en medio de lo cotidiano, alza los brazos al sol levantando el pesado cristal de su ventana como ofrenda al infinito y repentinamente, levantan sus pies de la tierra y comienzan a volar…

 

Imagen tomada de algun sitio de internet del cual no recuerdo el nombre….

533864_4476831675598_809479274_n

Advertisements

3 thoughts on “Sin tildes, sin ortografia quizas, pero no dejes de mirar por tu ventana….”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s